InicioOpiniónEL PESCADITO: ¿EL FENÓMENO ELECTORAL DEL MOMENTO?

Artículos Relacionados

Autor de la nota:

Epicentro
Compartimos la noticia con las fuentes que la originan, estamos en el Epicentro del desenlace.

EL PESCADITO: ¿EL FENÓMENO ELECTORAL DEL MOMENTO?

- Advertisement -

La prensa los ignora. Para los analistas es un dato irrelevante. Pero las cifras están allí: hablando por sí solas.

La encuesta de Pulso Perú publicada el jueves 16 de enero y la de IPSOS hoy domingo 19, sólo confirman lo que era un run run, un creciente vox populi en las redes sociales: el ascenso sorprendente del Frepap a la primera línea de la política nacional.

De todos los demás datos más o menos no hay sorpresas, y que casi la mitad del electorado aún no decide, tampoco. La verdadera sorpresa es que la gente decepcionada de las principales alternativas, se vaya inclinando, a cada hora que pasa, por una alternativa “border”, un proyecto fronterizo de nuestro sistema politico.

Mismo efecto Bolsonaro, pero en clave peruviana, y creo (y espero) en otro lindero ideológico, aunque admito no conocerlo en detalle. El pescadito, como se le conoce más al Frepap, es un partido que todos saben representa a una congregación religiosa muy excepcional: es casi made in Perú, su partido siempre participa pero nunca en primera línea, pero ellos siempre están allí, erre con erre, participando; y no tienen un líder político nato (tal vez por eso mismo su reciente atractivo).

Por razones de trabajo, he estado en Ica, Lima Provincias y el Callao en los últimos días, y personalmente he escuchado hablar más del pescadito que del partido líder en las encuestas, por dar un ejemplo. Así que las encuestas de Pulso Perú e Ipsos únicamente consagran en el Perú oficial lo que en la sociedad real se viene dando, más como un humor de rechazo a todo lo demás, que como convicción de tratarse de la mejor alternativa.

Obtener 6% de votos válidos en Lima y 4.5% a nivel nacional, es suficiente para ocasionar un temblor mediático, pero la prensa oficial simple y llanamente los obvia. No sé cuánto avanzarán hasta el 26 de enero, ni conozco a sus candidatos, de lo que sí estoy seguro es que algo se mueve hacia arriba desde los sótanos de la decepción e incertidumbre popular. Aún está por ver si el pescadito salió del mar peruano a conquistar costa, sierra y selva.

Tal vez pueda darse figurativamente lo que contó Mateo en 14:19-21: ante tanta hambre de alternativas nuevas, se multiplicaron los pescaditos. Estamos a tan sólo siete días de saber si es apenas un hipo estadístico o un nuevo fenómeno electoral.

Publicación tomada de:

Blog de Vicente Sanchez Vasquez

- Advertisement -

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Siganos en:

Últimas publicaciones